FANDOM


Capitulo 2

Todos los chicos subían a la casa de hipo, iban alegres y lanzando uno que otro comentario sobre lo bien que estuvo la aparición de dragones, el truco de magia en el que el dragón salía de la cortina de humo, fue muy buena, y la incorporación del dromocerus fue un gran detalle, quien diría que esas pequeñas criaturas pudiesen ser tan admirables, sobre todo cuando están todas juntas, casi parecían un dragón titánico, y además la representación teatral de la batalla contra la muerte roja fue un momento muy emotivo, quien lo creería, cientos de rudos vikingos, llorando justo cuando un hipo de trapo cayó al suelo, y todos se levantaron para la gran ovación cuando hipo orquesto el acto de los aros de fuego.

Justo llegaron a la puerta, cuando la abrieron un veloz chimuelo salto hacia afuera asustándolos a todos, este chimuelo corría y rascaba el piso con desesperación, definitivamente le estaba pasando algo, así continuo hasta la noche, en el momento en el que cayó dormido.

Al siguiente día el joven vikingo se levanto del susto, pues desde afuera le llamaban, -¡HIPO, HIPO!- grito nerviosamente patapez, a lo que Hipo contesto: -sabes que patapez, si tratas de jugar con mi nombre solo por ser el nombre de una afección respiratoria, ¡detente!- a lo que patapez respondió: -nada de eso, ¡se que le pasa a tu dragón!-, al oír esto hipo salto de la cama y le pregunto: -¿Qué bien, que es?- a lo que patapez respondió: -tiene una extraña enfermedad que se llama muerte negra-, hipo asustado pregunto: -¿qué? ¿Qué es eso?, y ¿cómo se cura?- a lo que patapez respondió: -ese es el problema, al parecer la única cura es un extracto de una planta, extracto que se hace con una receta que está escondida- a lo que hipo continuo con una voz sarcástica: -déjame adivinar, receta que está escondida en alguna isla a una distancia considerable de Berk, a y ya se, está en un lugar al cual vamos a llegar através de alguna clase de acertijo, ¿Qué tienen los vikingos con los juegos de esconder cosas?, en serio, acaso no pueden guardar su tesoro, no sé, bajo la cama.- a lo que patapez respondió: -si, creo que fue amish segundo el que inicio estos extraños acertijos, pero bueno, tenemos que hacerlo, ya llame a los otros, nos reuniremos hoy, en dos horas, en la montaña silente, toma esta nota, creo que es una de las pistas, tu eres mejor para los acertijos y no llegues tarde- le dijo patapez justo antes de salir volando sobre su gronkle, hipo no alcanzo a gritarle: -pero no tengo dragón-, era tarde, ya patapez estaba lejos, no lo oyó, hipo solo pensó en bajar y pedirle a Astrid que le recogiera cuando fueran a reunirse.

-gracias Astrid por venirme a recoger-, le dijo hipo mientras intentaba subir al nader, después de esto Astrid dirigió al dragón hacia la colina, justo en una pequeña area, en una meseta cerca de la punta le estaban esperando patan, brutacio, brutilda patapez, dientepua, ruzknoc, tufnock y gorgontua, cuando llegaron patán los recibe con un: -hay ¿Por qué no llegaban?, tardaron siglos.- a lo que patapez denegó con un: -solo fueron cinco minutos patan.-, patan estaba a punto de contestarle a patapez, pero hipo interfirió con un: -bueno ya, estamos aquí porque le pasa algo raro a mi dragón.-, a lo que patan respondió ácidamente con un: -¿y que?, es solo un dragón-, esto por alguna razón despertó el carácter de Astrid que respondió con firmeza: -¿un dragon?, ¿un dragon?, si no lo recuerdas, este es el único furia nocturna conocido, y además, de no ser por el no habría academia, y tu no tendrías un dragón, ¿Qué dices a eso?-, patan le contesto: -¿a si?, pues, aa,… eres mala cocinera.-, Astrid le respondió: -haaa, ¿de que estás hablando?- a lo que patan le responde: -de tu ponche de yak-, y vaya que se iba a armar la del ragnarok, de no ser por la oportuna intervención de hipo y de patapez, cabe decir también que “los gemelos”, disfrutaban la disputa, y que los dragones habían huido, pues hasta ellos le temen a Astrid enojada, lo mas extraño fue que no habían caído en cuenta de que se habían ido, asi que usaron su llamado de dragón, pare que estos volviesen, una vez estaban juntos otra vez, hipo abrió el libro de dragones y empezó a hablar sobre “la muerte negra”.

32